Catarsis

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Una causa de gran dolor psicológico es producida por represar nuestros sentimientos, especialmente las emociones más negativas, por miedo a contar nuestras «cosas» a otras personas. Tal vez hemos aprendido que debemos desconfiar de las otras personas y preservar la información. Quizá nos han inculcado de que revelar nuestra vida interior es debilidad.

Al no confiar y al no revelar, nos vamos congestionando, inflamando, cargando de emociones intolerables que tarde o temprano han de salir, muchas veces de la forma menos ecológica posible.

Mediante la catarsis nos liberamos y restauramos nuestra salud psicológica. No hay razón para estallar y descargar nuestras pasiones en los demás si sabemos que hay profesionales entrenados en escuchar y en guardar reserva, así como brindar consejos científicamente comprobados.

Somos complejos: muchas veces ni sabemos a ciencia cierta,¿qué pensamos? ¿qué sentimos? A través de nuestro reflejo en el otro, al escuchar nuestra narrativa, nuestra propia historia, le damos cuerpo a nuestra autoestima y nos reinventamos a nosotros mismos.

Arte una catársis. Autor: Colores Mari. Creative Commons
Grafiti: Arte una catarsis

Una canción, una película, una serie, abren nuestra percepción y nuestro corazón a nuestra realidad interior. Sin embargo, esto no basta. Debemos procesar y digerir nuestras emociones y pensamientos, re encuadrándolos para nuestro bienestar. Esta labor de liberación a título personal puede durar, años, tal vez toda una vida, hasta el día que decimos ¡Ay! acabo de caer en cuenta de… sin embargo es posible ahorrarnos mucho dolor y despojarnos de muchos miedos, recurriendo a un profesional de la psicología, quien en un tiempo razonable, con la dedicación de ambas partes, podrá apoyarnos en una exitosa catarsis.

¿Te gustó? Compártelo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?